Orígen de la marca
KOH-I-NOOR es el nombre de un famoso brillante y esta es su historia.

Los historiadores cuentan que los primeros diamantes fueron hallados en la República de la India y desde allí los romanos se los llevaron a Occidente. De este lugar fue extraído, en una fecha que no se tiene confirmación, un diamante que se asegura pesaba 787 quilates sin tallar y que fue dividido en dos. Uno sería el Orlov, que llegó a manos de la Emperatriz Catalina de Rusia y el otro dio origen al diamante KOH-I-NOOR, la piedra preciosa más famosa del mundo.

En el año 1304 estaba en poder del Rajá de Malwa y luego pasó a manos del Sultán Baber, que fundó la dinastía mongol en 1526. Luego fue heredado por sus descendientes hasta llegar al Emperador indio Yahan. En esa época, la tenencia de semejante joya era considerada un símbolo de poder. En 1739 Nadir Shah, rey de Persia, invadió la India, saqueó el palacio mongol tratando de encontrar el famoso diamante, pero no lo consiguió. Una mujer del harén le dijo que el diamante lo guardaba el Emperador en su turbante. Nadir Shah invitó a este a un banquete y le propuso un cambio de turbante que era una costumbre oriental como señal de amistad.

El Emperador, sin posibilidad de rehusarse, le entregó el turbante. Nadir Shah desenvolvió el turbante y encontró el famoso KOH-I-NOOR, palabra que significa "Montaña de luz" en Gostani, que es un dialecto hindú. En los años posteriores la piedra preciosa pasó por varios dueños hasta que, luego de la invasión del ejercito inglés a Persia, el diamante queda en poder de estos .
Inspirados en la perfección de esta joya, denominamos KOH-I-NOOR a nuestra línea de electrodomésticos.